Valentina, de Sciaena, ONG de conservación marina

por

La semana pasada estuve en la oficina central del PNUMA (Programa de las Naciones Unidad para el Medio Ambiente) en Nairobi, Kenia, participando de la tercera sesión del comité de negociación intergubernamental (INC-3) para la creación del futuro Tratado Global de Plásticos, un instrumento legalmente vinculante que busca acabar con la contaminación por plásticos, incluso en el medio marino. 

Voy a compartir algunas reflexiones de lo que ha sido este proceso, analizando las expectativas con las que llegué y con las que me fui de Kenia.

Para empezar, me gustaría indicar mi posición y prioridades dentro de los INCs. Sciaena es parte del movimiento Break Free From Plastic y, como tal, abogamos por soluciones reales para acabar con la contaminación por plásticos, siendo prioritarias las medidas “rio arriba”, es decir, aquellas que se encuentran al principio del ciclo de vida de los plásticos, que comienza con la extracción de petróleo. Estas medidas se centran en la reducción de la producción y consumo de plásticos, así como en esquemas de reutilización y rellenado –o reuse and refill–. Por otro lado, y de manera más particular, me he estado enfocando en las provisiones relativas a microplásticos y artes de pesca y como estas disposiciones podrían ser eficaces dentro de un tratado global. Finalmente, en un ámbito más personal, me interesan las disposiciones sobre una transición justa en la implementación del tratado, y la consideración de grupos más vulnerables, a saber, mujeres y comunidades de base. Es por esto último que durante el INC-2 en París, fui invitada a ser parte del Women Major Group de la UNEA y está en línea con Fundación Mujeres de Mar.

Cabe aclarar que nosotr@s, como miembros de la sociedad civil, sólo podemos participar en este proceso como observadores. Esta es una fiesta de los Estados Miembros, y sus delegados son quienes toman las decisiones finales.

Pero vamos a la parte más sustancial del asunto. Al iniciar la semana, no nos sorprendió la aparición de una coalición de países productores de plástico con “ideas afines”, liderados por Iran y Arabia Saudita, junto a la Federación Rusa, Bahrain, China, Cuba, entre –según ellos– “muchos otros”, con la clara intención de obstruir el trabajo de los INCs y diluir la ambición del tratado. A pesar de ello, no hubo tentativas de estancamiento deliberadas por parte de ninguno de estos Estados Miembros, como ocurrió en Paris, sino un trabajo constructivo desde los primeros días. Se establecieron sin problema 3 grupos de trabajo destinados a revisar y analizar las diferentes partes el borrador cero del tratado. Personalmente, seguí el grupo 1 en el que se discutieron las partes I y II del borrador, que trataban de los objetivos, definiciones, principios y alcances y las provisiones técnicas/específicas del tratado, respectivamente. 

Al contrario del INC-2 en París, se sentía un espíritu de colaboración que promovió el avance en la negociación durante al menos los primeros cinco días de trabajo. Varios de los Estados Miembros optaron por las opciones más ambiciosas para hacer frente a la contaminación por plásticos, por lo que aún hay esperanza de tener un tratado ambiciosamente efectivo. Otro punto positivo en esta INC-3 fue la relevancia de los observadores (nosotros!), y que nuestras voces e intervenciones hayan sido oídas, valoradas y tomadas en cuenta por parte de algunos de los Estados Miembros. Nuestro trabajo entonces se siente relevante. Destaco la potencia de la voz del grupo de países Africanos, los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo del Pacífico (SIDS por sus siglas en inglés), y de algunos países del Grupo de Latinoamérica y el Caribe, quienes mantuvieron la ambición en las negociaciones a pesar de las limitaciones impuestas por otros países menos ambiciosos y con grandes conflictos de interés.

Los tres grupos de trabajo concluyeron su misión, dejando sabores agridulces en algunos de nosotros. Con el pasar de los días el silencio de estos “países con ideas afines” se hizo cada vez más sospechoso, considerando lo vocales que habían sido durante el INC-2 en París. Pero eventualmente se hicieron notar, promoviendo principalmente medidas “rio abajo”, como el manejo de residuos y el reciclaje, que ya sabemos no funcionan para acabar con la contaminación por plásticos. Más hacia el final de la semana estos países comenzaron a mostrar sus verdaderos colores. Explico: los Estados Miembros pueden enviar sugerencias al secretariado de la comisión sobre provisiones en particular del borrador. La estrategia de estos países con ideas afines fue enviar una cantidad enorme de sugerencias, tanto así que el texto actualizado está extremadamente inflado, provocando una “muerte por documentos”. Algo así como imposible -o muy difícil- de analizar de forma productiva y constructiva. Ya al final de la semana, el Domingo a las 10 y tanto de la noche y debido a los claros conflictos de interés de estos países, el grupo de trabajo nº3 informó que no lograron llegar a un acuerdo de mandato para el trabajo entre sesiones, lo que nos deja en terreno rocoso para avanzar de forma efectiva hasta la INC-4 en Ottawa. Este trabajo entonces tendrá que realizarse de manera informal y con el doble de esfuerzos. El lado positivo de esto es que ese mandato podría haber sido liderado por un puñado de países que podrían haber puesto en gran riesgo estos esfuerzos…

__________________

Valentina, from Sciaena an ocean conservation NGO. 

Echo what other colleagues have said about prioritising the only real solution to end with plastic pollution which are upstream solutions, like production reduction and reuse. 

Echo what has been said about fishing gear. 

But mainly flag out the importance of transparency in this process and the involvement of grassroots communities, the academia, and experts.

As well, highlightening that this is a systemic problem that affects all of us with 0 exception. So I’m asking you now to keep the characteristic leadership you have adopted during this process to avoid any attempt of conflict of interest. 

Thank you for the floor

My name is Valentina Muñoz, from Sciaena, member of BFFP and I’m speaking on behalf of the Women’s Working Group on ending Plastics Pollution.

We welcome Member States supporting and going further the most ambitious options for the provisions discussed. In particular, we highlight the importance of flagging a just transition, sound management and the inclusion of vulnerable groups and grassroots communities affected by plastic pollution in its different forms. However, we are still concerned about some of the measures preferred by some member states.

We keep hearing downstream “solutions” knowing that the only real solution to ending plastic pollution is to reduce its production, acknowledging that its life-cycle starts with fossil fuel extraction. 

Evidence over the years has shown that recyclability is not reliable. Only 9% of plastic waste is effectively recycled, with a highly toxic potential. Plastics have no place in a circular economy, the right term is Downcycling.

On the other hand, EPR should be clearly defined to facilitate the transition from disposable packaging. This involves adjusting fees for eco-friendly practices, promoting reduction and reuse, and gradually eliminating single-use plastics. Further, EPR should broaden its scope to cover various plastic product categories such as textiles, sanitary items, furniture, electronics, and fishing gear, among others.

This problem needs an urgent and deep system change that prioritizes human and environmental health above any economic or industrial interest that benefits a few and is killing millions. This is why we call for negotiators to advocate solidarity, morality and innovation for work-lead solutions.

Valentina Muñoz es cofundadora y directora de la Fundación Mujeres de Mar. Se ha dedicado principalmente a la conservación del medio marino desde su egreso en 2016 como bióloga marina. Desde entonces ha trabajado como investigadora científica para la conservación del océano, participando en diversos proyectos de investigación y colaborando en la realización de políticas públicas que persiguen el mismo fin. Su principal área de interés hoy en día está en el engranaje entre la dimensión social con enfoque de género y su aporte para la conservación del mar y sus recursos.
Reconociéndonos en el territorio

Reconociéndonos en el territorio

Estamos muy contentas de compartir con ustedes el cuadernillo de trabajo en patrimonio biocultural: "Reconociéndonos en el territorio: Experiencias y reflexiones en torno a la jornada de “Empoderamiento Socioambiental y Visibilización del Rol de la Mujer en la Pesca...

Las mujeres y el patrimonio biocultural en la pesca artesanal

Las mujeres y el patrimonio biocultural en la pesca artesanal

¡Atención a amantes del mar! 🌊✨ Estamos emocionadas de presentarles nuestro nuevo documento de libre descarga: "Las mujeres y el patrimonio biocultural en la pesca artesanal: Pilar de resistencia y rescate de prácticas sostenibles en el Maritorio y el rol...

(Mar)ginadas

(Mar)ginadas

En la costa de la sexta región de Chile, Cecilia Vargas (54) y Pilar Martínez (35) son dos mujeres que han dedicado gran parte de su vida al mar, ya sea amarrando cochayuyos o fileteando pescado respectivamente. Ambos trabajos y ellas, hasta hoy en día, no han sido...

Patrimonio en el maritorio – La Grieta

Patrimonio en el maritorio – La Grieta

Ya esta arriba la REVISTA PATRIMONIO EN EL MARITORIO para descarga. La Grieta agradece a los amigos de @quine_pescaartesanal y a @mujeresdemar.cl por sus colaboraciones 💙🌊 Descarga el PDF aquí. La Revista incluye un ANEXO de Material Educativo en...

MALI: ¿Qué nos mueve?

MALI: ¿Qué nos mueve?

¿Qué nos mueve? Si tuviera que describirlo en pocas palabras –tanto a título personal, como colectivo del movimiento feminista y de la Fundación Mujeres de Mar– diría que la injusticia y desigualdad generadas por sistemas jerárquicos, extractivistas y...

Mujeres de agua podcast: La historia de Valentina

Mujeres de agua podcast: La historia de Valentina

En mujeres de agua recorreremos profesiones, oficios, mitos e historias que nos entregan una mirada transversal de mujeres que se desarrollan en entornos acuáticos. Siguenos en Instagram @de.agua.mujeres. Podcast de mujeres que se vinculan con el agua 🎙️ Mira más de...

Más que Juanitas del Mar

Más que Juanitas del Mar

El sector pesquero en Chile tiene un reconocido aporte a la economía del país, entrega puestos de trabajo y es fundamental en términos de salud y seguridad alimentaria. A pesar de su importancia, los trabajos en la pesca artesanal suelen estar precarizados. Esto...

Desafíos y oportunidades para las mujeres de mar

Desafíos y oportunidades para las mujeres de mar

Hasta hace aproximadamente una década, los roles y labores de las mujeres en las actividades pesqueras a nivel global pasaban desapercibidos. Afortunadamente, la cuarta ola del feminismo ha traído consigo un afloramiento global de movimientos e iniciativas que...